Páginas

Crear y coleccionar libros de artista

Hablamos con Maria Pujol, artista gráfica, y José Emilio Antón, coleccionista de libros de artista


De cara a la próxima edición de la Feria Internacional de Libros de Artista MASQUELIBROS, que se celebrará los días 20, 21 y 22 de mayo en la Biblioteca Pública Municipal Eugenio Trías-Casa de Fieras (Parque del Buen Retiro, Madrid), nos hemos parado a pensar en el antes y el después. Antes de llegar a MASQUELIBROS y después de que cierre cada edición de MASQUELIBROS. Antes están los artistas, imaginando, creando sus libros, conjugando el libro objeto con el lenguaje plástico. Llegan a nuestra feria con sus mejores obras y grandes ilusiones. Y después, cuando acaba la feria, con nuevas amistades, con nuevos proyectos, esos libros de artista, si la cosa ha ido bien, puede que tengan nuevo dueño: el coleccionista. Pero, ¿cómo es el comprador de libros de artista? ¿Es diferente a otro tipo de coleccionista de arte, o puede ser el mismo y haberse sentido atraído por esta original disciplina?

Para pensar en este antes y después, pero sobre todo para disfrutar y compartir con vosotros el mágico y precioso proceso que va de la creación de un libro de artista a su compra en MASQUELIBROS, hemos hablado con Maria Pujol, artista gráfica, nombre habitual en distintas ediciones de MASQUELIBROS y que siempre goza de un gran éxito de público, y Jose Emilio Antón, artista experto en la creación de esta disciplina y también coleccionista, y dueño de la Colección-Archivo Documental del Libro de Artista (CADLA)

-¿Cuándo empezaste a crear libros de artista?
Creé mi primer libro de artista como trabajo de final de Grado en el año 2004. Investigué y estudié este medio artístico y se me abrió un mundo de infinitas posibilidades, descubriendo la libertad de creación que este medio me proporcionaba. A partir de ese momento, no he dejado de utilizar este medio como forma de expresión artística, produciendo un promedio de tres libros de artista nuevos por año, intentando cada vez innovar tanto en la técnica como en el formato del libro. 

-¿Qué hace a esta disciplina diferente de las demás? ¿Por qué te interesa?
Los libros de artista admiten una gran flexibilidad formal y conceptual, permitiendo el uso de una diversidad de técnicas casi ilimitada; por este motivo, brindan una posibilidad de desarrollo de obras artísticas con un carácter muy personal. Es un formato de creación en alza y en constante evolución.



-¿Crees que existe un mercado de libros de artista en España?
Existen grandes coleccionistas de este género artístico, y aunque cada vez son más, siguen siendo una minoría en comparación a otros mercados artísticos como el de la pintura, o en comparación con otros países de nuestro entorno, aunque se observa un creciente interés y gracias a las Ferias específicas de libros de artista podemos llegar a un público mayor. De todas maneras, aún hay mucho trabajo de difusión por hacer…

-¿Cuál es tu situación personal en este mercado?
Intento estar presente en todas las ferias y certámenes Nacionales e Internacionales. Cada vez hay más concursos y más Ferias específicas de libros de artista y esto, a los creadores, nos ayuda a hacer más visibles nuestras obras y a tener un contacto directo con nuestros clientes. 


-¿Has vendido varios de tus libros de artista? Cuéntanos un poco cómo eran, qué tipo de comprador se los llevó...
Mis libros mantienen el formato de libro tradicional sólo cuando están cerrados. Al abrirlos se convierten en obras con volumen, que podrían recordar a esculturas. Utilizo las técnicas de grabado y estampación tradicionales, el recorte manual del papel y una encuadernación artesanal cuidada al detalle. Creo libros de artista en tres dimensiones, recreando ambientes de bosques, en formato de túnel, teatrillos, acordeones, pop-ups, dioramas abiertos como ventanas hacia otros lugares, tiempos y espacios. Juego con las luces y sombras y para ello  recorto las estampas a mano  con bisturí, dejando pasar la luz a través de ellas creando así sombras que se proyectan dándoles una sensación mayor de tridimensionalidad.
El perfil del comprador es muy variado, normalmente son personas que vienen con una idea firme de adquirir obra, pero muchos de ellos adquieren los libros por lo sorprendidos que se quedan al observarlos, por la belleza que estos les transmiten, por la curiosidad y diferencia de las piezas, y el trabajo detallado. En seguida ves que quieren que ese pequeño tesoro sea suyo.

-¿Cómo han sido tus experiencias de venta en MASQUELIBROS?
Lo que me gusta mucho de MASQUELIBROS es la proximidad entre creador y el público asistente; se genera un diálogo directo entre el artista y el público y esto hace que el público “conecte” con las obras. En MASQUELIBROS converge un tipo de público que sabe qué se encontrará con otro que se sorprende y descubre este medio artístico. Tengo muy presentes las caras de sorpresa y admiración de muchos de ellos, y la alegría cuando se van con un Libro de Artista bajo el brazo.



JOSÉ EMILIO ANTÓN

-¿Cómo descubriste la disciplina de los libros de artista?
Realicé mi primer libro de artista, titulado SUBMUNDOS, entre 1970 y 1971; era un ejemplar único con 50 páginas al óleo, 5 dibujos y 2 collages y su creación como libro fue para mi un descubrimiento total. No tenía ni idea de que otros artistas estaban realizando este tipo de obras y por lo tanto se puede decir que yo descubrí el género de los libros de artista haciéndolos, sin tener ninguna referencia previa. 
Más tarde me relacioné con artistas que también hacían obras similares e incité a otros colegas a realizarlos y me interesó el estudio y análisis de lo que se estaba realizando en este campo en España y en otros países. 
La confirmación de que estaba de lleno embarcado en la creación de este tipo de obras denominadas Libros de artista se vio confirmada en la gran exposición titulada: LIBROS DE ARTISTA, en las Salas Ruiz Picasso del Ministerio de Cultura de 1982 en Madrid. La comisaria Catherine  Coleman seleccionó 5 obras mías que se expusieron junto a obras de Beuys, Boltanski, Duchamp, Sol Lewitt, Malevitch…etc, y por supuesto aglutinó a todos los artistas españoles que realizábamos libros de artista en ese momento.
A partir de esta exposición tuve claro que el género de los Libros de artista tenía una importancia a nivel mundial y me involucré no sólo en su realización sino en organizar exposiciones, estudiar el tema, escribir textos explicativos para catálogos, etc, etc. 

-¿Por qué te interesa a ti? ¿Qué la hace diferente a las demás?.
Para explicarlo bien tendría que escribir 30 páginas, de hecho las tengo escritas. Como resumen podría decir que reúne mis dos vocaciones primarias, la plástica y la literaria. La plástica porque he trabajado y trabajo en dibujo, obra gráfica, pintura, etc. y la literaria porque desde mi juventud escribo poesía y textos diversos. Por lo tanto poder unir las dos posibilidades creativas en un tipo de obra es sublime. El libro de artista es una obra de arte que puede tener o no textos escritos o grafismos diversos y puede tener un formato codex tradicional o inspirase en cualquiera de los soportes que a lo largo de la historia han contenido información en cualquiera de las lenguas y escrituras.
Algunas de las diferencias destacables con respecto a los otros géneros de las BBAA son:
-Una gran libertad creativa, que puede llevarnos desde una obra totalmente textual a una escultural.
-El juego participativo del lector/manipulador.
-El componente sensitivo al poderse tocar, oler, degustar incluso.
-La facilidad de difusión para aquellas obras editadas. Utilizando la posibilidad del poder democratizador de la cultura del libro normalizado
-La introducción del factor tiempo en la secuenciación del paginado. Tiempo que también incorporan otros géneros contemporáneos: videoarte, performance, cómic, etc.
-Su carácter interdisciplinal que puede sumar todo tipo de técnicas artísticas y artesanales, desde la pintura al óleo hasta cualquiera de las artes aplicadas.
-El formato, por sus posibilidades de portabilidad y facilidad de manejo.
-Economía de producción en las obras seriadas o editadas.
Por lo tanto realizar un libro de artista es abrir un gran abanico de posibilidades que no se encuentran en otros géneros artísticos.

Equipo Crónica

-¿Qué tipo de libros podemos encontrar en CADLA?
La Colección - Archivo Documental del Libro de Artista – CADLA, se inició oficialmente el 9 / 7 de 1997 y se encuentra ubicado en lo que denomino Espacio A. Como su nombre indica no hay sólo libros de artista, es sobre todo un intento de crear un archivo documental sobre el género de los libros de artista. Por lo tanto hay una biblioteca especializada con libros teóricos, referenciales, etc., catálogos de exposiciones; documentación impresa en carteles, dípticos, tarjetas, folletos, etc. Hay una parte documental o bien con elementos de hemeroteca o archivos digitales con textos, listados de obras, de artistas y de exposiciones realizadas en España, etc.
De esta documentación partió mi libro teórico editado: EL LIBRO DE LOS LIBROS DE ARTISTA, de la Editorial L.U.P.I., con un estudio de 72 posibles clasificaciones del L.A., realizado en colaboración con Ángel Sanz. En la actualidad trabajo sobre una posible historia del L. A. en España.

En cuanto a los tipos de libros, lo mejor es resumir el índice de la colección:
A: Libros de artista: 
A1 Ejemplar único / A2 Autoediciones numeradas / A3 autoediciones de edición abierta / A4 Ediciones numeradas / A5 Ediciones abiertas.
B: Libros ilustrados:
B1 Ejemplar único / B2 Autoediciones numerados /  B3 Autoediciones de edición abierta / B4 Ediciones numeradas / B5 Ediciones abiertas
C: Revistas ensambladas, Carpetas colectivas numeradas, Contenedores
C1 Revistas ensambladas / C2 Carpetas colectivas numeradas / C3 Contenedores / 
C4 Poesía visual.
D: Libros de Mail-Art
E: Ediciones independientes
F: Publicaciones varias:
F1 Otras ediciones de arte / F2 Libros Pop Up
  
-¿Cuál es el fin último de esta colección?
Como es también un archivo documental, tiene como finalidad el estudio de los libros de artista y por tanto difundir el género y ayudar a aquellas personas que investigan sobre los libros de artista.
Supongo que al final acabará en una colección estatal que tenga los mismos fines como la Biblioteca Nacional o la Facultad de BBAA de Valencia.
Una acotación sobre el coleccionismo: La base de un coleccionismo es la satisfacción personal de ir completando un planteamiento inicial. En este caso coleccionar libros de artista en su más amplia variedad o centrándose en una especialización determinada, en una parte del todo. Para ello se necesita un proyecto previo meditado que se pueda ir cumpliendo, en la medida que cada uno pueda, para ir cimentando una colección coherente.

Ehrenberg

-¿Cómo es el proceso de compra? ¿Vas buscando algo en concreto, descubres la obra y te llama la atención...?
Muchas de las obras provienen de intercambio con otros artistas y últimamente donaciones de aquellos artistas que pasan por el Espacio A, dónde está CADLA y se dan cuenta que muestro las obras en este espacio y que voy realizando exposiciones puntuales con las obras que contiene y por lo tanto doy a conocer a los artistas y sus obras.
Las compras están sujetas a mi capacidad económica, lógicamente. 
Sobretodo busco aquello que me sorprende y que no tenga algo parecido. También como apoyo a artistas o editoriales que comienzan como por ejemplo la cubana Editorial Cuadernos Papiro, que con poquísimos medios hacen buenas obras.

-¿Has comprado libros de artista para CADLA en MASQUELIBROS? ¿Puedes contarnos algo sobre ellos?
En MASQUELIBROS sobre todo establecemos contacto con artistas que desconocemos y comprobamos la trayectoria y las nuevas obras de los que conocemos. Y así aparece el intercambio de artistas que mutuamente apreciamos nuestras obras como con Antonio Gómez o María Pujol… Las compras suelen ser discretas primando los artistas muy jóvenes pero con talento y que las ventas les sirvan de incitación a seguir trabajando ya que alabo sus obras y la trayectoria que pueden seguir.

Blaine